Amputación de Pezuña

Amputación de Pezuña

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Enfermedades

M.A. Willemen, T.J.G.M. Lam y E.P. Lentelink
Facultad de Medicina Veterinaria Universidad de Utrech, Paises Bajos
9th international Symposium on Disorders of the Ruminant Digit, Jerusalem Abril 1994

SUPERVIVENCIA A LARGO PLAZO DESPUÉS DEL TRATAMIENTO DE ARTRITIS INFECCIOSAS EN LA ARTICULACIÓN INTERFALANGIANA DISTAL


Torniquete y anestesia endovenosa

Marcar con bisturí y cortar con fetotomo

Cortar el extremo del flexor para prevenir adherencias

Muñón cicatricial

La artritis infecciosa de la articulación interfalangiana distal se trata generalmente por medio de amputación de la pezuña o por reserción de la articulación para obtener una anquilosis. Esta ultima terapia tiene la finalidad de conservar una pezuña que soporte peso y se supone una vida productiva más larga. Las pegas de la reserción de la articulación son la relativa complejidad de la técnica quirurgica en condiciones de granja, el elevado coste del tratamiento y la pérdida sustancial de producción debida al largo periodo de recuperación. La amputación se puede realizar fácilmente,es barata y a menudo conduce a un retorno rápido a una condición corporal y productividad normales. Supuestamente la amputación disminuye la esperanza de vida en comparación la reserción de la articulación.

Se realizó un análisis de supervivencia, comparando tres grupos de vacas con artritis infecciosa.Se trataron diez vacas con reserción articular, 28 vacas se trataron con amputación de la pezuña en circunstancias «ideales» en el Departamento de Cirugía, y 26 vacas se trataron por amputación realizada en condiciones de granja por la Clínica Ambulatoria de la Facultad.

Tras la obtención de datos se compararon los grupos. Se encontraron diferencias pero no tan importantes como parecía. La supervivencia variá de 2 semanas a dos años. En general los ganaderos estaban contentos con los resultados clínicos pero no siempre los resultados económicos fueron satisfactorios.

La reserción de la articulación no alarga lo suficiente la esperanza de vida de los animales tratados como para compensar las pérdidas de producción y condición corporal en comparación con la amputación de  pezuña.