Colaboración ANKA – MedicusMundi

Colaboración ANKA – MedicusMundi

…O la historia de Imbabazi.

Nos trasladamos a Ruanda en este post para contaros en qué consiste este proyecto de colaboración entre MedicusMundi y ANKA.

MedicusMundi coopera en la lucha contra la desnutrición infantil (menores de 5 años) en Ruanda, por ejemplo, ayudando a los centros de salud desarrollen actividades de cultivo y cría de animales (vacas, gallinas, conejos).

En la región de Gakenke, se ha dado al centro de Salud Nemba la oportunidad de criar una vaca, la compra del animal y la construcción de las instalaciones para ella han sido posibles gracias a la aportación económica de ANKA.

El proyecto ha comenzado con la construcción del establo mientras se seleccionaba la vaca.

El establo tiene forma de hangar, dividido en dos espacios (uno para la vaca y el segundo para su futura cría), construido con materiales como maderas, planchas, clavos para madera, chapa ondulada con sus clavos para el tejado, grava, cemento, arena, así como aceite proveniente del cambio de aceite del motor. Las obras comenzaron por el allanamiento del espacio situado detrás del centro de salud, donde se colocaría el establo.

foto 4

Inicio de la construcción del establo de madera

foto 5
Colocación del tejado

foto 6
Preparación del pavimento

 

foto 7
Establo terminado

Antes de comprar la vaca, se ha consultado al veterinario-jefe del Distrito. Se fijaron las siguientes características técnicas para la selección del animal:
– Ternera con el 50% de Furizone (Friesian exotic breed)
– La ternera debe parir dentro de al menos 4 meses y debe ser primípara
– Debe tener entre 300 y 350 kg. de Furizone
– Debe tener exteriormente la piel sana y sin malformaciones (ni congénitas ni adquiridas)

Una vez terminadas las instalaciones y encontrado el animal adecuado, éste fue trasladado al centro de salud de Nemba. La vaca ha sido bautizada como «Imbabazi».

foto 9
Vaca – Imbabazi para el Centro de Salud de Nemba

La compra y estabulación de la vaca es una inversión multidimensional, no sólo para la producción de leche para alimentar a los niños menores de 5 años desnutridos, si no que permite al centro de salud obtener otras materias primas (también para reducir la desnutrición infantil) mediante la compra-venta de parte de la leche producida, la ternera de Imbabazi y el aprovechamiento de los residuos para producir cultivos de cereal y fruta.

foto 1

El cuidador, Daniel NSHIMIYIMANA dio la bienvenida en canción a la vaca, deseándole una buena descendencia y una buena producción de leche en beneficio de los niños y niñas malnutridos que acuden al centro de salud.
Él le ha dado el nombre de IMBABAZI, que significa Piedad en Kinyarwanda.

 

Deja una respuesta